La vuelta a casa tras la esterilización, sin estrés

Una de las situaciones más estresantes para nuestra mascota y, por consiguiente, para sus dueños, es llevar a nuestro grato o perro al veterinario. Especialmente, cuando se trata de una intervención, por rutinaria que sea.

Como en cualquier intervención quirúrgica, es importante conocer los detalles de la operación en profundidad, seguir las recomendaciones de los especialistas veterinarios y facilitar, en la mayor medida posible, la recuperación y el manejo de estrés de nuestra mascota.

Para que la vuelta a casa después de la esterilización sea sin estrés y lo más llevadera posible, os hemos dejado unas pautas a seguir.

 

¿Cómo reducir el estrés de nuestra mascota al llevarla al veterinario?

Mantener a un gato o a un perro calmado cuando se dirige a la visita de un especialista no siempre es tarea fácil. De hecho, existen varios factores de los que dependerá su nivel de estrés; como, por ejemplo, la confianza con el veterinario, el trayecto con su transportín o el contacto visual y olfativo con otros animales. Una misión que puede complicarse especialmente con los felinos, que se sentirán vulnerables, fuera de su territorio e inevitablemente estresados y alterados. Una situación que puede agravarse si ven u oyen perros u otros animales en su cercanía.

Por eso es importante tomar ciertas medidas y así generar un ambiente de tranquilidad para ambos. Debemos crear una atmósfera segura para nuestra mascota. Para empezar, acomodaremos su transportín con sus mantas y juguetes. Además, evitaremos que entre luz a través de las rejillas y que se produzcan movimientos inesperados que lo puedan estresar. Para evitar su incomodidad, lo mejor será cubrir la jaula con una manta o una toalla; en el caso de los perros, los habituaremos a ir en transportín a la clínica, a través del refuerzo positivo y de la eliminación del miedo de forma progresiva.

 

¿Tras la intervención, qué debemos saber?

La evolución y la innovación en la cirugía ha convertido la esterilización en una intervención quirúrgica de rápida recuperación para nuestras mascotas. Normalmente, la recuperación total suele tardar entre 7 y 10 días. Debemos pensar que la operación tiende a ser por la mañana y por lo tanto por la tarde ya tendremos a nuestro perro o gato de vuelta a casa con nosotros.

Cada mascota y las casuísticas de su intervención serán distintas e únicas, por lo que las pautas a seguir que le dará el cirujano serán las más apropiadas y óptimas para su perro o su gato.

 

En cualquier caso, ¿qué debemos tener en cuenta para cuidarlos correctamente?

Hay que pensar que, como consecuencia de la anestesia, veremos que nuestro animal está un poco aturdido y cansado. Ha sido un día confuso para nuestra mascota, por lo que debemos ayudarle con los obstáculos que se pueda encontrar en el camino a casa (bajar las escaleras, salir del coche…). Lo mejor, será evitarle movimientos bruscos o innecesarios y así evitar rasgaduras en la incisión.

Por otro lado, es vital que, al volver a casa, tenga un lugar en el que se sienta cómodo, tranquilo y calentito, ya que la anestesia, da frío.

Mantenlo tapado con una manta y asegúrate de que siempre tenga agua a su disposición para cuando la necesite. Muchos animales no tienen sed después de la operación, por lo que, si quiere beber, beberá. Asegúrate de darle el espacio de tranquilidad adecuado para una recuperación saludable y tranquila.

 

Perro envuelto con mantita

 

Por lo que a comida se refiere, muchas mascotas no comen durante el mismo día de la operación, aun así, pasadas unas horas de su llegada a casa, ofrécele comida. Si no come, no te preocupes, muchos animales recién esterilizados comen al día siguiente, cuando están más despiertos y fuera de los efectos de la anestesia.

A partir del día siguiente, es importante, empezar a limpiar la herida con unas gasas empapadas en yodo, al menos una vez al día. Los movimientos para su limpieza y desinfección deben ser suaves y siempre desde dentro hacia afuera para evitar posibles infecciones.

Asimismo, una de las medidas a vigilar más importantes es procurar que nuestra mascota no se lama la herida ni se rasque, ya que podría arrancarse los puntos de sutura y reabrirla. Si el veterinario decide ponerle un collar isabelino o una campana, no se lo retires, por el propio bien del animal.

Seguramente, el especialista te indicará toda la medicación a tomar y con qué frecuencia debes administrársela. Por normal general, estará compuesta de analgésicos y antibióticos.

En resumen, el post-operatorio consiste en que tu mascota guarde el mayor reposo posible. Podrá pasear de forma breve y tranquila mientras que se evite todo tipo de movimientos bruscos, como correr o saltar.

 

¿Cómo reconocer las señales de alarma?

Es habitual que después de la esterilización, tu mascota se encuentre un poco apática y sin demasiadas ganas de moverse e incluso sin hambre, especialmente durante los dos primeros días.

Si bien es cierto que la recuperación de la esterilización es rápida y, conforme pasan los días, el comportamiento de tu animal mejorará notablemente, ninguna operación está exenta de posibles complicaciones.

Por consiguiente, si ves que tu perro o gato no se mueve, está apático durante tres o más días, no muestra el apetito habitual, se intenta tocar los puntos en exceso, vomita o se muestra muy dolorido, deberás llevar a tu mascota con tu veterinario.

Conocer los hábitos de nuestras mascotas y cómo actúan en su día a día nos ayudará a saber cuándo hay algo que no está funcionando correctamente.

 

¿Cómo reconocer si nuestra mascota sufre dolor?

Como en los seres humanos, el dolor se puede dividir en escalas de diversa intensidad, y del mismo modo, identificarlo a simple vista es, a veces, complicado. Afortunadamente, hay señales visuales y de comportamiento que nos pueden ayudar a detectar qué tipo de dolor están sufriendo y en qué intensidad.

Si a nuestro perro o gato le cuesta dormir, está más distraído de lo habitual y reacciona al tacto de la herida con un sollozo leve, o con un movimiento extraño, es señal de un dolor leve.

Por otro lado, sabremos que siente un dolor moderado cuando no nos responde al llamarle, se muestra incómodo al descansar, solloza, intenta lamerse o rascarse la herida, no interactúa con su alrededor y se aparta al tacto de la herida; en el caso de una esterilización, esta reacción es habitual los dos primeros días.

Si escuchamos gruñidos en exceso, cambios de peso en el cuerpo de nuestra mascota, muy pocas ganas de moverse, lloros y amenazas de mordida, es el momento de dirigirnos al especialista, porque está sufriendo de un dolor elevado.

Finalmente, en caso de que nuestra mascota sufra de dolor severo, oiremos sus quejas de forma constante, reaccionará de manera agresiva para protegerse de ser tocado en su punto de dolor y se encontrará estirado sin mostrar ninguna reacción a su alrededor. Es la forma de dolor más visible y la más preocupante.

¿Hay que modificar la dieta a nuestra mascota después de esterilizarla?

Como hemos comentado en nuestro artículo de ¿Por qué debemos esterilizar a nuestra mascota?, esterilizar a nuestro animal es un proceso seguro con amplias ventajas para la salud del nuestro perro o gato. Entre muchos otros beneficios, el aumento de esperanza de vida, la reducción de posibles tumores y cáncer de mama.

Esto implica, por otro lado, un cambio en el metabolismo y, por consiguiente, en la alimentación de nuestra mascota. Para mantener a tu mascota sana y sin cambios de peso excesivos, consulta a nuestros veterinarios. Te guiarán en los piensos específicos bajos en calorías que debes utilizar para cuidar a tu mascota y prevenir la futura aparición de problemas renales.

Campaña de esterilización 2020

Desde Vetland estamos realizando una campaña preventiva de esterilización para concienciar y fomentar los beneficios que tiene en nuestra mascota.

Por ello, os ofrecemos diferentes descuentos para todos aquellos que opten por esterilizar a sus mascotas:

  • Un 25% de descuento en la cirugía de esterilización
  • Un 40% de descuento en el análisis prequirúrgico. Para clientes Vetland, el descuento en este caso será del 50%.

¿Quieres pedir cita en tu centro Vetland para beneficiarte de esta promoción? Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo:

Formulario esterilización 2020

¡Descubre más novedades en nuestro Facebook y en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos en: · · · ·

© 2020 Todos los derechos reservados